8.8.13

Llueve, no hay alivio en Buenos Aires
y no se puede caminar así.
¿Volverá el tren a tirarme
en esa casa donde no nací?

No busco. No encuentro.

Recuerdo tu sueño
con voz de bisagra endurecida
y es dulce pegamento en mis pies

Pero decanta la arena en el mar
y se revuelve
lo que era un castillo de cuento a color.

Nada va a nada.

Miento en tus oídos que me voy.
Miento que ya no te busco.
Miento que así está mejor.

Con el agua de esquina diluí mis caprichos
y me fui a otra ciudad

mojada,
pequeña, como la memoria de un charco.

19.5.12

Hoy no va a haber poesía


Convierte esas lágrimas en pasos
esas lágrimas en puños
esas lágrimas en duras palabras
de no entender la maldad.
Le temo tanto
a la muerte en cuchillos, al filo en el vientre,
al silbido de un cinto,
al atroz brillo de espanto de un niño.

Pega, porque no entiendes,
no leas poesía,
no busques sonetos.
Olvida los pájaros que alimentas.
Mátalos
y entiende
a los malos.
Ni agua a los pájaros.
Y sécate, como ellos,
y entiéndelos.

Así que hoy no. No puedo.


8.5.12

David


 Te amo.
Leo tu horóscopo,
como una lámpara
froto tus manos.
Te amo
y seremos distantes,
tercos, desalmados.

Te amo y te regalo
mis cosas,
no me importa nada.
Te muestro un solo secreto
para que creas
que, confiada,
te contaré todo mañana.

Te amo.
Hagamos un viaje
muy pronto, hacia la nada.
Hoy creo en la magia,
entiendo las voces de los pájaros.
Serás mi contraseña
en todos mis usuarios,
el destino de los boletos,
lo único necesario.

Te amo.
Sos casi perfecto,
levemente desafinado,
ligeramente fuera de tiempo,
cuidadosamente despeinado.

Te amo un cachito,
cada instante un poco más,
porque sos el duende, el laberinto
porque tenés el poder de enamorar.

7.5.12

La Sardá


Se apuró brindando
el nene va a nacer
me duele de enserio
papi llévame

subo escaleras
en el hospital
mi corazón se parte
creo que va mal

señora, me dijo,
usted que ya vivió
esto usted lo sabe
no hay dilatación

Bajo la escalera
en el hospital
veo primerizas
las escucho aullar

Yo no quiero fórceps
ya no sé reir
quiero que mi hijo
viva sobre mi

Ahí viene mi marido
pregúntele a él
ya crié dos hijos
y san juan lavó mis pies

Quiero ser fantasma
ser de celofán
soplarle la cabeza
si él puede llorar

Porque si yo despierto
en este hospital
llevaré conmigo sólo
el dolor de la Sardá.

7.4.12

Las preguntas de hoy


Estrellitas recién nacidas,
satélites torpes de celofán,
como nadie les está hablando
hoy les puedo preguntar:

¿Cómo se llama
lo que pasó en casa?
¿Cómo le dicen a un hombre
que llora porque no tuvo su traición?
¿Dónde guardó mi piel de años,
esa que rastreó
enloquecido por la habitación?
¿Cuál era la apuesta que perdía
si en lo oscuro nos mirábamos los dos?
Contéstenme y no sonrían.

- Tu boca puede ir más lejos
que tu corazón.
Zorro y gallina, jugarán de nuevo.
Pero nunca  se sabe cuál les toca hoy.

Insisto, ustedes me descansan:
¿Quién no es tan sabio?
¿Quién no es tan puta?
¿Ustedes acaso responden por la luna,
ese refugio inútil que no nos protegió?

- Se juega al dolor hasta que amanece.
Come del pan y también serás muerte.
La piel no se esconde, la piel no se junta.

Me voy, lo prometo.
Criaturas del cielo no teman
en decirme la verdad.
¿Pueden cambiarle el nombre
a este mundo?
Todo lleva sus letras,
y yo ya no lo puedo nombrar.

- El vino será en mares
sus  perfumes siempre breve tempestad.
Pero el pan, mi charito,
que crece y que mata,
será siempre el espacio denso,
donde volverás a amar.

Listo, chau gracias! lo vemo mañana!!

6.4.12

Mami me voy

Que se seque el blanco
estirpe materna
leche sin dolor.
Esperaba hundido en un colchón
la estopa nueva
que lo haga crecer
crecer, hincharse,
agarrar en el aire una pelusa
tu suspiro
mi amor.
Sacaba jugo y sacaba
con las uñas
las rejas, la pintura
maestra
dame más.
Exprimía peleaba
un mortero
yo pimienta
pelusa en el aire
nariz
bocanada
estornudar.
La boca a un costado
no beses
qué peligro
esto ya está.
Rápido, mis ojos,
mis ojos se mojan.
Se van.
¿Qué hiciste?
Tu agua te traje océano,
ahora dejame descansar.

5.4.12

En dos


Me duele en la panza
siempre
tu dolor, desde que estás acá,
tu sangre
duele en mi vientre.
Siempre
tus dientes
tus golpes
para siempre duelen en mi vientre
y así todos
los dientes de todo lo que niño sea
se clavan en mi panza
la hieren y me dobla
en dos.
En dos me dobla
siempre
una herida
de niño.

4.4.12

Tan lindo


Cuando te rías te voy a sacar una foto
la voy a colgar
en la ventana
y no habrá otro sol más que ese.

¡¿Cómo pudo pasar esto?!

Mi foto
Conurbana, Claypole, Argentina
"La unidad del dispositivo se ha estancado en un bucle infinito. Ha empezado el volcado de memoria física." Se transcriben en este espacio distintas letras de la marcha de los días. No es necesario leer. Sí que exagere en sus elogios. Hasta pronto, ¡muchas gracias!